Au revoir, Bonjour!

Después de desactualizar mi portátil nueva a Windows 7, llegó el momento de reinstalar las aplicaciones y otra vez la cuestión del insufrible iTunes: Instalarlo o no instalarlo, he ahí el dilema. Detesto el iTunes, el QuickTime y todas las porquerías innecesarias que instalan. Pero para leer, no he visto nada mejor que un iPad con pantalla Retina.

Lamentablemente, no hay hasta el momento alternativa al software oficial de Apple para gestionar el contenido de la tablita: los programas que se ofrecen como tales requieren invariablemente que se instale el iTunes para poder acceder al dispositivo. Así que descargué la versión 12 para Windows de 64 bits y me dispuse a tratar de instalarlo de la manera menos obstrusiva posible.

El primer paso fue extraer el contenido del instalador itunes6464.exe. De entrada vemos dos componentes que no queremos tener dando vueltas: AppleSoftwareUpdate.msi y Bonjour64.msi (sumémosle SetupAdmin.msi, ya que estamos). Probé hacer la instalación con las conocidas opciones DESKTOP_SHORTCUTS=0 MEDIA_DEFAULTS=0 y SCHEDULE_ASUW=0, pero sólo las dos primeras funcionaron. No es un gran problema, salvo para instalaciones desatendidas.

Buscando en el sitio de Apple llegué a la página donde explican cómo restringir ciertas opciones en Windows, entre ellas la búsqueda automática de actualizaciones y el acceso al iTunesStore. Con eso me di por satisfecho, así que instalé AppleApplicationSupport64.msi, AppleMobileDeviceSupport6464.msi e iTunes6464.msi, y creé la clave del registro para bloquear los componentes mencionados:

reg add "HKLM\SOFTWARE\Apple Computer, Inc.\iTunes\Parental Controls\Default" /v "AdminFlags" /t REG_DWORD /d "0x104" /f

Libre de otras criaturas despreciables, conecté mi iPad y ahí mismo se colgó el iTunes. Volví a abrirlo e intenté acceder a las preferencias, para ver si estaba seleccionado algún componente de los que quedaron afuera, pero eso también colgó al iTunes. Otras opciones, como reproducir música, funcionaban. Después de buscar sin éxito en la web, probé instalando el AppleApplicationSupport.msi y… ¡todo comenzó a andar! Ahora se entiende por qué la diferencia en los nombres de los componentes: los que tienen el sufijo «6464» parecen ser completamente de 64 bits, mientras que los que sólo dicen «64» dependen de los correspondientes componentes de 32 bits.

Para redondear, de los archivos extraídos del instalador, hay que conservar:

  • AppleApplicationSupport.msi
  • AppleApplicationSupport64.msi
  • AppleMobileDeviceSupport6464.msi
  • iTunes6464.msi

Y se puede agregar un archivo por lotes con lo siguiente:

msiexec /i "AppleApplicationSupport.msi" /passive /norestart
msiexec /i "AppleApplicationSupport64.msi" /passive /norestart
msiexec /i "AppleMobileDeviceSupport6464.msi" /passive /norestart
msiexec /i "iTunes6464.msi" /norestart
reg add "HKLM\SOFTWARE\Apple Computer, Inc.\iTunes\Parental Controls\Default" /v "AdminFlags" /t REG_DWORD /d "0x104" /f